viernes, 1 de julio de 2011

Postrada esperando.

Esperando,
postrada esperando...
Y parece un pequeño gesto, una forma de un pequeño detalle,
y ese  preámbulo te deja inmersa en ti misma,
con un óceano de sensaciones.


Yo me atrevería a decir que es el principio,  hasta ... el fin.
Ahí en esa espera, entregas tus pensamientos mudos y ellos se extienden por tu cuerpo.
Miles de sensaciones, desde dejarte llevar excitándote a querer ser la perfección plástica.

Sentirse Suya por dentro y por fuera,
todo queda en esa espera,
 el gesto sublime
de desear estar postrada a sus píes.

Por la cabeza confluyen esos dos caminos,
qué a vista de pájaro nunca se llegarían a cruzar,
 sintiéndote tan grande y pequeña a la vez.

 Dejándote por completo
a descubierto,
que todo lo entregas por voluntad propia.


Mis Mariposas vuelan ...
Siempre esperandote a Ti.

8CamaLeona.